lunes, 16 de noviembre de 2009

JUAN BOSCH Y SUS IDEAS POLITICAS




Por: Francisco Berroa Ubiera

Con dedicatoria especial a su excelencia: doctor Leonel Fernández,Presidente Constitucional Dominicano.



En su discurso de toma de posesión como Presidente Constitucional de la República el 27 de febrero de 1963 don Juan Bosch dijo:

“El doctor Segundo González Tamayo y yo acabamos de jurar que desde nuestros cargos de Vicepresidente y Presidente de la República cumpliremos y haremos cumplir con la constitución y con las leyes que nos gobiernan; porque en una democracia no debe haber más gobierno que el de las leyes, y los hombres, cualesquiera que sean sus posiciones, están llamados a ser sólo ejecutores de esas leyes”.
“Ahora bien, al mismo tiempo que ejecutores de las leyes, nos toca ser representantes y defensores del pueblo; y en nombre de ese pueblo que está aquí, frente a nosotros, y también mucho más lejos en ciudades y villorrios apartados, solicitamos del Congreso Nacional leyes indispensables para afirmar en este país, no sólo la democracia política, sino también la democracia económica y la justicia social. De Ustedes, senadores y diputados elegidos por el pueblo –sean del partido que sean-, el Gobierno que se inicia hoy espera un trabajo continuo para darles a los dominicanos un puesto bajo el sol entre los países avanzados.”




Siendo Presidente, declaró el 13 de marzo que:
"En América Latina en estos momentos no hay alternativa. Ahora no hay lugar para dictaduras personalistas como la que nosotros sufrimos. El dilema es uno solo y bien claro. O democracia o comunismo, y comunismo significa muerte, guerra, destrucción y perdida de todos nuestros bienes".




Y en su discurso del 23 de abril de 1963, Juan Bosch definió su humildad con estas palabras:

"Cuando tomé posesión del cargo de Presidente de la República lo hice en traje de calle, sin banda presidencial, sin honores militares, porque la democracia tiene que ser humilde. Uso automóvil particular, con placa particular, automóvil que no es de pescuezo largo, porque la democracia tiene que ser humilde. La humildad en mí no significa esfuerzo. Soy naturalmente humilde".


Declara el 26 de septiembre de 1963, un día después del golpe de estado, que:

"Nos hemos opuesto y nos opondremos siempre a los privilegios, al robo, a la persecución, a la tortura. Creemos en la libertad, en la dignidad y en el derecho del pueblo dominicano a vivir y desarrollar su democracia con libertades humanas, pero también con justicia social. En siete meses de gobierno no hemos derramado una gota de sangre, ni hemos ordenado una tortura, ni hemos aceptado que un centavo del pueblo fuera a parar a manos de ladrones. Hemos permitido toda clase de libertades y hemos recibido toda clase de insultos porque la democracia debe ser tolerante; pero no hemos tolerado persecuciones, ni crímenes, ni torturas, ni huelgas ilegales, ni robos, porque la democracia respeta al ser humano y exige que se respete el orden público y demanda honestidad. Los hombres pueden caer, pero los principios no".

No hay comentarios: