lunes, 3 de octubre de 2011

LOS GOBIERNOS COLONIALES DE LA ESPAÑOLA


POR FRANCISCO BERROA


Los gobiernos coloniales. En cuanto a los gobiernos coloniales, éste fue ejercido en orden cronológico por los siguientes gobernadores:


Los primeros: 1) Don Cristóbal Colón y sus representantes (12 diciembre de 1492-23 de agosto de 1500); sus representantes fueron: a) Diego de Arana (4 de enero de 1493-septiembre de 1493); b) Junta de Gobierno de la Isabela: Diego Colón, Presidente; Fray Bernardo Buil; Pedro Hernández Coronel; Alonso Sánchez Carvajal y Juan de Leján (24 de abril de 1494-29 de septiembre de 1494); c) Bartolomé Colón (17 de febrero de 1496-30 de agosto de 1498); el propio Almirante (1498-1500).

2) Don Francisco de Bobadilla (25 de agosto de 1500-15 de abril de 1502).

3) Don Frey Nicolás de Ovando, Caballero de la Orden de Alcántara (15 de abril de 1502-10 de julio de 1509), fue nombrado Gobernador de las Indias en 3 de septiembre de 1501, cuando fueron designados además, cuatro nuevos funcionarios: un tesorero, un contador, un factor y un Veedor. Las primeras noticias sobre el nombramiento de Frey Nicolás de Ovando en el gobierno de la Isla se producen en septiembre de 1501. En 1502 Ovando organizó una expedición con 30 naves -cinco naos de 90 a 150 toneladas, 24 carabelas y un barco, que podría ser una carabela latina, un carabelón o una barca cantábrica-, y 2,500 hombres -entre marineros, soldados y colonos-, siendo este el mayor número de colonizadores que se trasladaron a América en un solo viaje en todo el siglo XVI.

En La Española, Ovando desarrolló dos acciones de guerra en contra de los indios: la de Jaragua (1503), y la de Higüey, logrando pleno dominio de todos los territorios de la Isla, procediendo a su poblamiento mediante la construcción de unas 18 villas y ciudades durante su gestión de gobierno (1501-1509), estas fueron: Santo Domingo de Guzmán reconstruida en la margen occidental del río Ozama, incluyendo la construcción de la fortaleza del Homenaje, La Fuerza, el hospital San Nicolás de Bari, el convento de San Francisco, y otras edificaciones levantadas en la primera urbe del Nuevo Mundo; otras villas levantadas fueron: Santa Cruz de Ycayagua o Santa Cruz del Seybo (hoy El Seybo), Salvaleón de Higüey, Buenaventura, Bonao, La Mejorada del Cotoi o Cotui, La Concepción de La Vega (La Vega Vieja), Santiago de los Caballeros (Jacagua), San Fernando de Monte Cristi, Puerto Plata, Azua de La Compostela, San Juan de la Maguana, Puerto Real de Bayajá, Lares de Guaba (hoy Hincha), Santa María del Puerto de La Yaguana (Leoganne), Santa María de La Verapaz, Villanueva de Yáquimo (Jacmel), y Salvatierra de La Sabana.

En 1503 Ovando organiza en La Española una exhibición de indios y loros, y él introduce en la Isla de los primeros esclavos negros, aunque también contó con conquistadores negros, tal el caso de Juan Mejía, quien fue encomendero en Santo Domingo y en Puerto Rico. Ovando puso a producir la Isla, y a tales fines organizó tres actividades productivas fundamentales: la producción de oro o coto minero, la ganadería (vacuna y caballar), y la agricultura, principalmente de hortalizas, e impuso a los indios un férreo régimen laboral (las encomiendas). La expansión española hacía el resto del continente, fue, en cierta medida obra de este gobierno. En su calidad de gobernador de Indias Ovando alentó algunas exploraciones y personalmente dirigió desde Santo Domingo el proceso de conquista de la isla vecina de Puerto Rico, enviando a esa las huestes de Juan Ponce de León, el terrible conquistador de Borinquen.

4) Tras Ovando gobernó el hijo del Almirante, Don Diego Colón, titulado Virrey de las Indias (sin desempeñar tales funciones), y Segundo Almirante por nombramiento del 29 de octubre de 1508 (10 de julio de 1509-15 de abril de 1515); él continúa la explotación de los yacimientos de oro; fomentó nuevas construcciones urbanas; realizó un importante repartimiento nominal de indios en 1512, y costeó los gastos de la expedición de Diego Velázquez hacia Cuba en 1511, siendo sustituido por el gobierno interino de Cristóbal Lebrón en 1515.

Durante su gestión los indígenas fueron rápidamente objeto de una política de explotación inmisericorde, por lo cual, su exterminio fue rápido, a pesar de las disposiciones legales para frenar el genocidio y las iniciativas sacerdotales en tal sentido. Entre estos esfuerzos, dignos de mención, se encuentran, los sermones de Montesinos, principalmente el que pronunció en la iglesia catedral de Santo Domingo el cuarto domingo de Adviento en diciembre de 1511 en presencia de la burocracia colonial de la Isla, y frente al gobernador don Diego Colón, denunciando los maltratos, y abusos contra los indígenas, por lo cual, debido a la protesta del gobernador ante el Superior de Montesinos, Fray Alonso de Loaysa, éste, en una comunicación oficial de su Orden amonestó al valiente sacerdote en fecha 23 de marzo de 1512.

Como una consecuencia de las enérgicas y valientes denuncias de los sacerdotes dominicos de Santo Domingo, fueron dadas las Leyes de Burgos de 1512. Entre los sacerdotes que participaron en la redacción de estas leyes y sus complementarias de Valladolid del 28 de julio de 1513 se encontraban Matías de Paz, Lope de Palacios Rubios y el Cardenal Jiménez de Cisneros, el Regente del trono de España.[1] Con las leyes de Burgos de 1512 a los indígenas se les garantizó: libertad, evangelización, el derecho a tener una casa y hacienda, se prohibieron los castigos, se les otorgaba el derecho de tener 40 días de vacaciones por cada 5 meses de trabajo, y se impuso la obligación del requerimiento de aceptar la fe y la soberanía del rey.

Para ese momento los indios eran considerados por los religiosos como seres racionales sobre la base de los nuevos principios jurídicos y teológicos elaborados a partir de la conquista del Nuevo Mundo, aunque para la generalidad de los conquistadores eran impíos, y los consideraban similares a los judíos, musulmanes y otros infieles. El artículo 24 de las Leyes dispone: "Ninguna persona puede llamar perro a un indio, o cualquier otro nombre a menos que sea su propio nombre".[2] Aunque en violación a esta Ley, y a otras posteriores, don Gonzalo Oviedo y Valdés les endilgó los calificativos de haraganes, viciosos, cobardes, melancólicos, mentirosos, sacrílegos, idólatras, sodomitas, libidinosos, diabólicos, obscenos, bestias, adoradores de ídolos, etc...

En aquel entonces, para evitar el mestizaje entre españoles e indígenas, el Rey Fernando ordenó a la Casa de Contratación a enviar esclavas blancas y cristianas para evitar los matrimonios de los españoles con las indias en 23 de febrero de 1512.

De acuerdo con Lewis Hanke, aparte del problema de la explotación de los indígenas, "otro problema que agitó totalmente a los teóricos de España fue la cuestión de si estos nativos cobrizos eran seres racionales, bárbaros, o una suerte de especie intermedia entre hombres y bestias".[3] Indicando que:

“Por ejemplo, si los indios eran seres racionales ¿Podrían ser privados justamente de sus tierras? Si eran salvajes ¿no era este hecho al menos una justificación parcial para el dominio español de las Indias? Si los indios Caribes eran caníbales ¿no hacía este vicio anti-natural necesaria su esclavitud por los españoles? ¿Era justo marcar indios esclavos?".[4]

Sobre las leyes de Burgos hubo una clarificación por medio de las Leyes de Valladolid en 28 de julio de 1513. Por medio de estas se estableció el Requerimiento Indiano, y posteriormente, una Ordenanza del 17 de noviembre de 1526 obliga a leer el requerimiento antes de hacer guerra a los indígenas.

Otros gobiernos coloniales: Concluido el primer gobierno de Diego Colón, desempeñan la función ejecutiva en La Española: 5) El Gobierno de la Real Audiencia (abril de 1515-1517); 6) los Padres Jerónimos: Fray Luís de Figueroa, Fray Bernardino de Manzanedo y Fray Alonso (o Idelfonso) de Santo Domingo, nombrados en 3 de septiembre de 1516. Las indagaciones del padre Las Casas en La Española a partir de 1517 enviado por Cisneros durante la gestión de los Jerónimos permitió a éste conocer la opinión de los colonos quienes opinaron que a los indios no se les podía liberar; 7) sigue don Rodrigo de Figueroa por orden de fecha 9 de diciembre de 1518 debía indagar sobre la situación del indio en La Española. Antonio de La Gama, Juez de residencia en Puerto Rico, debía indagar por Orden idéntica de fecha 3 de marzo de 1519. Figueroa creó en 1519 tres villas de indios libres, el rey Carlos, mediante un Real Cédula del 18 de mayo de 1520 ordenó a Rodrigo de Figueroa que liberara a todos los indios de la Isla con toda la prisa concebible; adoptó el Rey igual postura con relación a Puerto Rico por medio de una Real Cédula del 12 de julio de 1520; El Licenciado Rodrigo de Figueroa, Juez de Residencia, fue nombrado Oidor en 17 de mayo de 1520 (22 de diciembre de 1519-1520); 8) vuelve al gobierno Diego Colón, nombrado por segunda vez en 17 de octubre de 1520 (noviembre de 1520-16 de septiembre de 1523), tras su retiro, fallece en la ciudad de Montalvo, España, en 23 de febrero de 1526; 9) Fray Luís de Figueroa (1523);[5] 10) un nuevo Gobierno de los Jueces de la Real Audiencia (1523-1525): Lic. Cristóbal de Lebrón, nombrado Oidor en 11 de abril de 1521, y Lic. Gaspar de Espinosa, nombrado Oidor interino en 1 de marzo de 1527; 11) sigue la Real Audiencia (1525-1527); 12) gobierna el Lic. Sebastián Ramírez de Fuenleal, nombrado en 28 de junio de 1527 (1528-1 de agosto de 1531); 13) a seguidas ocupa la primera posición el Lic. Alonso de Zuazo, nombrado Oidor interino en 8 de diciembre de 1526, confirmado en 14 de noviembre de 1528 (1531-14 de diciembre de 1533); 14) otro gobernador fue el Licenciado Alonso de Fuenmayor, nombrado en 9 de diciembre de 1532 (14 de diciembre de 1533-1543). En La Española funcionaban 21 ingenios y 21 trapiches que empleaban unos 30,000 esclavos en 1540; 15) Don Juan López de Cerrato, nombrado en 6 de julio de 1543 (1 de enero de 1544-1549), persigue tenazmente a los negros alzados o apalencados; crea las fuerzas de persecución denominadas cuadrillas anti-cimarronas, integradas por negros y mulatos libertos; 16) el Lic. Alonso de Grajeda, nombrado Oidor en 25 de junio de 1543; 17) Lic. Alonso Maldonado, nombrado en 29 de marzo de 1552 (1558); 18) Juan López de Cepeda, nombrado en 19 de mayo de 1557 (23 de noviembre de 1558-?); 19) Licenciado Juan de Echagoyan, la primera vez nombrado Oidor en 29 de diciembre de 1557 (1560-?); 20) Licenciado Alonso Arias de Herrera, nombrado 22 de enero de 1561 (1561-1564); 21) Licenciado Juan de Echagoyan, segunda vez (1564-1567); 22) Licenciado Diego de Vera, nombrado 11 de noviembre de 1566 (1567-1568); 23) Doctor Antonio Mejía, nombrado en 18 de marzo de 1568 (1568-1572); 24) Licenciado Francisco de Vera, nombrado en 30 de abril de 1572 (1572-1575); 25) Doctor Gregorio González de Cuenca, nombrado en 13 de septiembre de 1575 (1576-1581); 26) Licenciado Pedro de Arceo, nombrado Oidor en 3 de julio de 1576 (1581-1583?); 27) Licenciado Cristóbal de Ovalle u Ovalles, nombrado en 4 de febrero de 1583 (1583-1586); 28) Licenciado Aliaga (1586-1587); 29) Don Lope de Vega Portocarrero, nombrado en 13 de julio de 1587 (1587-1594); 30) Baltasar de Villafaña (1594); 31) Lope de Vega Portocarrero (1594-1596); 32) Diego de Osorio, nombrado en 13 de junio de 1596 (1596-1601).

Durante el siglo XVII, los gobernadores fueron: 33) Don Pedro Sanz Morquecho (1601); 34) Antonio de Osorio, nombrado en 19 de septiembre de 1601 (1601-17 de julio de 1608); 35) Don Diego Gómez de Sandobal, nombrado en 11 de febrero de 1608 (17 de julio de 1608-1623); 36) Don Juan Martínez Tenorio (1623-1624); 37) Don Diego de Acuña, nombrado en 23 de febrero de 1624 (1624-1627); 38) Don Gabriel de Chávez y Osorio, nombrado en 30 de diciembre de 1626 (1627-1634); 39) Don Gil de Sierpe (1634-1635); 40) Don Alonso de Cereceda (1635-1637); 41) Don Domingo de Osorio (1637); 42) Don Juan Birrian de Beamonte y Navarra, nombrado en 31 de diciembre de 1636 (1537-1644); 43) Don Nicolás de Velazco Altamirano, nombrado en 31 de diciembre de 1643 (1644-marzo de 1649); 44) Don Gabriel de Chaves (1646?); 45) Juan Melgarejo Ponce de León (1649-1650); 46) Luís Fernández de Córdoba, nombrado en 5 de febrero de 1650 (1650-16 de marzo de 1651); 47) Francisco Pantoja de Ayala (1651); 48) Maestre de Campo Andrés (Antonio?) Pérez Franco, nombrado en 10 de julio de 1651 (1651-18 de agosto de 1653); 49) Don Juan Francisco de Montemayor de Cuenca (1653-10 de abril de 1655); 50) Francisco Pantoja y Ayala (1655); 51) Bernardino de Meneses Bracamonte y Zapata, Conde de Peñalba, nombrado en 20 de junio de 1654 (1655-mayo de 1656); 52) Félix de Suñiga y Avellaneda, Conde del Sacro Imperio, nombrado en 31 de febrero de 1656 (18 de mayo de 1656-1659); 53) Maestre de Campo Juan de Balboa Mogrovejo, nombrado en 11 de septiembre de 1658 (1659-1661); 54) Maestre de Campo Don Pedro de Carvajal y Cobos, nombrado en 11 de abril de 1661 (1661-1669); 55) Maestre de Campo Don Ignacio Zayas Bazán, nombrado en 4 de abril de 1670 (1670-15 de julio de 1677); 56) Don Juan Padilla de Guardiola y Guzmán (1677- septiembre de 1678); 57) Teniente de Maestre de Campo Don Francisco Segura y Sandobal y Castilla, nombrado en 6 de abril de 1678 (septiembre de 1678-12 de julio de 1684); 58) Maestre de Campo Andrés de Robles, nombrado interino en 14 de marzo de 1684, y definitivo en 14 de junio de 1686 (1684-1689); 59) Almirante Ignacio Pérez Caro, nombrado en 21 de octubre de 1689 (1689-1696); 60) Don Felipe de Valera (1693); 61) Gil Correoso Catalán (1696); 62) Maestre de Campo Don Severino de Manzaneda Salinas y Rojas (1696-6 de agosto de 1702).

Desde principios del siglo XVIII al siglo XIX, gobernaron: 62) Don Juan del Barranco (1702-1704); 63) Don Ignacio Pérez Caro, segunda vez (1704-4 de noviembre de 1706); 64) Don Sebastián Cereceda y Girón, primer gobierno interino (1706-1708); 65) Guillermo Morfil (1708-sept. 1711); 66) Juan Barón de Chávez, fallecido en España cuando organizaba su viaje; 67) Don Sebastián Cereceda y Girón, segundo gobierno interino (1711-17); 68) Pedro de Niela y Torres (17..-15 de abril de 1714); 69) Don Sebastián Cereceda y Girón, tercer gobierno interino (1714-1715); 70) Fernando Constanzo y Ramírez (mayo de 1715-16 de julio de 1724); 71) Antonio Landeche, interino (1720); 72) Don Sebastián Cereceda y Girón, cuarto gobierno interino (1720, fue residenciado); 73) Don Francisco de la Rocha Ferrer (1724-1732); 74) Don Alonso de Castro y Mazo (1732-1737); 75) Don Pedro Zorrilla de San Martín (1737-1750); 76) Don Juan José Colomo (1750); 77) José Zunnier de Basteros (1751); 78) Pedro López de Osorio (1751-?); 79) Don Francisco Rubio Peñaranda (1751-1760); 80) Don Manuel de Azlor y Urries (1760-1771); 81) Don José Solano y Bote, nombrado 13 de septiembre de 1770 (16 de abril de 1771-1778); 82) Don Isidro de Peralta y Rojas (1778-26 de septiembre de 1785); 83) Don Joaquín García y Moreno (26 de septiembre de 1785-17 de abril de 1786); 84) Don Manuel González Torres de Navarra (17 de abril de 1786-2 de junio de 1788); 85) Don Pedro Carani (2 de junio de 1778-15 de septiembre de 1788); 86) Don José Antonio de Urizar (15 de septiembre de 1788-1788); 87) Don Joaquín García (1 de diciembre de 1788-26 de enero de 1801).



[1] Sobre éste particular recomendamos leer: Ots Capdequí, José María: opus cit., pp. 171, 206, 208, 214-216, 218-238, 240, y sobre las encomiendas y sus derivados: pp. 256, 303.

[2] Citada por: Lewis Hanke: Estudios sobre Fray Bartolomé de Las Casas y sobre la lucha por la justicia en la conquista española de América, Caracas, Universidad Central de Venezuela, 1968.

[3] Lewis Hanke: opus cit., p. 6.

[4] Ibidem, p. 12.

[5] Murió en España antes de salir hacia Santo Domingo en 1524 (Nota de Francisco Berroa).